Nodo Escuela del Vino de Codpa de Corfo beneficiará a 20 productores, emprendedores y/o empresarios ligados al turismo patrimonial en forma directa y 40 de forma indirecta.

La posibilidad que los destacados enólogos nacionales Stefano Gandolini y Benjamín Leiva degustaran y evaluaran las diferentes producciones de vino codpeño, marcó la ceremonia de lanzamiento del proyecto Nodo Escuela del Vino de Codpa que apoya Corfo y que ejecuta la Fundación Altiplano.

La actividad tuvo lugar en la chacra “La Ladera de Malavia” en el pueblo de Codpa, donde cada uno de los productores contó cómo iniciaron sus familias la fabricación de este brebaje, otorgando un valor histórico y patrimonial, que pretende rescatar este programa que respalda la Municipalidad de Camarones y la Cámara de Turismo de Camarones.

Claudia Opazo, directora regional de Corfo, explicó que este nodo responde al Eje N°2 del Programa Transforma Turismo Activo y de Naturaleza en Entornos Patrimoniales – “Arica Siempre Activa”, “en relación al desarrollo de una oferta turística sofisticada, sustentable e inclusiva, ya que este programa transferirá capacidades a los productores codpeños, con el fin de recuperar las técnicas ancestrales de producción de la uva y elaboración del Vino de Codpa, como un atractivo turístico singular para la región de Arica y Parinacota y en particular para el valle de Codpa”.

En tanto, el alcalde de Camarones, Iván Romero, sostuvo que el vino de Codpa es un patrimonio de la comuna y de la Región, “por lo que recuperar técnicas de producción e incorporar otras que lo potencien, sin perder la tradición, y que lo hagan perdurar en el tiempo es para nosotros fundamental. Tenemos los viñedos de más al norte del país y familias productoras entusiasmadas, que están comprometidas con el desarrollo local y con este gran producto del Valle de Codpa que día a día es más demandado. Por lo que tenemos grandes expectativas de esta Escuela del Vino”.

Pero será un aprendizaje mutuo, tanto para los productores de Codpa como para los enólogos que aportarán con su experticia. Así lo reconoció Stefano Gandolini, enólogo cuyo vino cabernet sauvignon fue elegido el mejor de Chile el 2016. “Vemos que existe materia prima entre los productores y a pesar que se tratara de un aprendizaje mutuo, vemos que con trabajo, asociatividad y perseverancia se puede producir una línea exclusiva de vino que puede llegar a cualquier exigente mesa del mundo”.

Mientras que la codpeña Ayde Montecinos, quien produce vino junto a su marido Omar Romero en el centro turístico “Vila Vila”, agradeció esta oportunidad de capacitarse para ser mejores. “Es una estupenda iniciativa, porque necesitamos el apoyo de expertos en la producción de vino. Sabemos lo ancestral, lo que nos transmitieron nuestros abuelos, pero hoy hay que mejorar el producto, porque estamos interesados en que se conozca la calidad de nuestro vino de Codpa”.

Cristian Heinsen, director ejecutivo de Fundación Altiplano, relevó el rescate patrimonial que se hace poniendo valor la producción de vino codpeño. “Es importante la confianza de Corfo en nuestro trabajo, ya que servimos de puente para la recuperación patrimonial como alternativa de desarrollo. Y estamos muy contentos de hacer algo tan diferente como es una escuela del vino de Codpa en plena chacra”.

Comentarios

Comentarios