A finales del año pasado con bombos y platillos comenzaban los trabajos de construcción para una nueva cancha y áreas de esparcimiento para los vecinos del pasaje Ezequiel Fuentes, obras las cuales hoy están paralizadas por sueldos impagos.

Los vecinos que rodean la junta vecinal “Aurora de Chile” en la segunda etapa de la población Cardenal Raúl Silva Henríquez reconocen que antes el terreno que tenían frente a sus casas era un peladero de tierra con poca vida. Sin embargo les era de mucha ayuda a la hora de evacuar en caso de emergencia, incluso servía como zona de seguridad. El cual desde que comenzaron las obras de construcción ya no es tal.

“La empresa constructora cercó todo el perímetro del terreno llegando incluso hasta la línea del pasaje mismo, el problema es que no solamente nos tapó la pasada, sino que también dejó tan angosto que prácticamente no pueden pasar los autos hasta acá el final” Comentó Paulina Ajata quien habita justamente frente al terreno en cuestión.

La particularidad del pasaje es que por un extremo comienza en la intersección con la calle La Concepción y termina en su otro extremo con el muro del colegio Ejército de Salvación. Es decir no tiene salida, por lo cual vehículos y vecinos utilizaban el sitio eriazo para salir hacia las calles Hierbas Buenas y Cancha Rayada.

En cuanto a las obras las que por plazo ya debiesen a la fecha estar terminadas, los trabajadores de la empresa constructora paralizaron sus faenas luego de acusar un no pago de la empresa constructora. La cual deberá responder ante el municipio el incumplimiento de las fechas establecidas.

Audelivia Silva pobladora del lugar nos comenta que los trabajos corresponden a la instalación de una cancha de fútbol de pasto sintético con galerías y techo, más un espacio en donde se colocarán máquinas de ejercicios y una zona con asientos para los vecinos.

Añadió que esperan que los trabajos finalicen pronto para poder volver a tener una salida hacia las calles anteriormente mencionadas, ya que el día del terremoto debieron bajar hasta La Concepción para luego darse la vuelta por Hierbas Buenas y recién tomar camino hacia la zona de seguridad en los cerros. Lo cual además fue dificultoso tras la gran cantidad de personas que subían por aquella vía.

Las obras al día de hoy presentan un avance cercano al 80% aunque los trabajos posterior al terremoto no se han reanudado. Por otra parte los vecinos del pasaje aún no tienen claridad acerca de que si a ellos se les otorgará las llaves de la cancha en caso de cualquier emergencia que amerite una evacuación hacia el lugar, puntos que señalan deberán tocar el la próxima reunión con el presidente de su junta vecinal.

Comentarios

Comentarios