La llegada de las aguas del San José al mar es cuestión de horas, y la Municipalidad ha estado trabajando para mitigar el impacto que podría provocar en playa Chinchorro.

Con operativos de limpieza en el cause urbano y ayer desde temprano con trabajos de maquinaria pesada en la desembocadura del San José, la Municipalidad de Arica busca que la llegada del río al mar sea lo menos notoria posible en cuanto a la basura que el caudal podría arrastrar.

“Lo que queremos conseguir es mitigar al máximo la llegada de contaminación a la costa, con éstas acciones podemos paliar cualquier efecto negativo que dañe nuestro borde costero”, puntualizó el alcalde Gerardo Espíndola quien visitó en terreno las obras de mitigación.

La Municipalidad, a través de Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato, trabaja para dejar en óptimas condiciones el cauce y evitar que los desechos lleguen hasta el mar y ensucien la playa. Para esto, levantan muros de tierra que superan los dos metros  y medio de altura  y que contendrán los residuos que traiga el río San José en su llegada a la desembocadura.

Hasta el momento el caudal del San José se encuentra a pocos kilómetros de Arica en pleno Valle de Azapa, y los pronósticos de lluvias que continuarán en el interior de la región aseguran que la llegada de las aguas al mar es solo cuestión de horas.

Comentarios

Comentarios