Con la finalidad de reforzar el trabajo regional de vigilancia y control del mosquito Aedes aegypti, la SEREMI de Salud de Arica y Parinacota incorporó recientemente a 12 funcionarios, quienes participaron esta mañana en una jornada de inducción dictada por profesionales del Ministerio de Salud (MINSAL) y del Instituto de Salud Pública (ISP).

El taller de inducción se inició hoy y continuará mañana, y en la jornada se tratarán temáticas del ámbito entomológico con descripción e identificación de mosquitos de interés sanitario para nuestra zona, es por eso, que habrá módulos teóricos y prácticos.

Además, se capacitará a los asistentes en la introducción y manejo de datos de inspección en el Sistema de Modernización de la Información Digital de la Autoridad Sanitaria (MIDAS).

“En abril del 2016, se constató en la región la presencia del Aedes aegypti, que puede transmitir enfermedades como el dengue, el virus Zika, el chikungunya y la fiebre amarilla, en ese contexto, surge la contratación de 12 personas por cargos de expansión, autorizados por el MINSAL, que se unen a los tres profesionales que ya estaban en funciones, por lo tanto quedamos con un equipo de 15 personas, altamente calificadas para las necesidades de la región”, expresó la seremi de Salud, Giovanna Calle. 

De acuerdo a las estadísticas de la Unidad de Zoonosis y Vectores de la SEREMI de Salud de Arica y Parinacota, el 6 de junio del 2016 fue el último hallazgo de un ejemplar del mosquito Aedes aegypti en Arica y Parinacota, sin embargo, los profesionales de la salud son cautelosos y el llamado es a mantener las recomendaciones sanitarias, el ordenamiento ambiental y la eliminación de los factores de riesgo que puedan propiciar el habitad del vector.

Bárbara Hott, encargada nacional del Programa de Vigilancia y Control de Mosquitos de Importancia Sanitaria del MINSAL, planteó que si bien no se han detectado nuevos ejemplares del mosquito en la región, la prevención es clave.

“No hay que descuidar las acciones de vigilancia y de prevención que debe hacer la comunidad, de no darle las condiciones adecuadas de desarrollo a los mosquitos, no debemos perder esa preocupación, a pesar de que no detectemos al mosquito, porque estos se adaptan y pueden estar presentes en tan baja cantidad que no nos damos cuenta; los huevos de estos mosquitos son muy resistentes, pueden sobrevivir incluso un año, sin agua, en la tierra”, planteó.

Puntualizó que “es bueno que si existen en la región, estén en baja cantidad, porque quiere decir que estamos tratando bien el problema, pero si nos descuidamos -porque Arica tiene las condiciones ambientales- los podemos tener presente en un número importante”.

Manuel Gajardo, encargado de la Unidad de Zoonosis y Vectores de la SEREMI de salud de Arica y Parinacota, expresó que a la fecha se han realizado cerca de 30.000 inspecciones domiciliarias de control vectorial; más de 1.500 muestras analizadas, y de ese total, 46 fueron identificadas como individuos del mosquito Aedes aegypti a junio de 2016, posteriormente, no se han detectado nuevos ejemplares.

“Posterior a junio, no hemos logrado detectar una muestra positiva, no hemos detectado ningún indicio de Aedes en ninguno de esos estados: ni adulto, ni larva, ni pupa, ni siquiera presencia de huevos, porque estamos trabajando con trampas en la ciudad. Esto de ninguna manera señala que estamos libre de la presencia del mosquito, la densidad puede ser tan baja o estar tan focalizada en un punto que nos lleva a seguir trabajando y mantenernos en vigilancia permanente”, precisó Gajardo.

En la jornada, también se capacita un equipo del Regimiento Logístico N° 6 “Pisagua” y de la Brigada acorazada “Coraceros”, en virtud del trabajo de colaboración entre la Subsecretaria de Salud Pública y el Ejército, instituciones que durante el 2016 suscribieron un convenio en esta materia.

Comentarios

Comentarios