En las tribunas tampoco se alcanzó la meta de llegar a los 4 mil hinchas, solo llegaron 1.700. Sin embargo, lo más triste de la tarde fue el fútbol mostrado por la Celeste.

Con una igualdad a 0 finalizó el encuentro entre San Marcos de Arica y Unión San Felipe, partido válido por la octava fecha del Transición Primera B 2017.

Los 1.790 fieles que asistieron hasta el Carlos Dittborn no lograron irse con una sonrisa, puesto que con el resultado Arica perdió la chance de acercarse al líder Unión la Calera. Con este resultado el conjunto ariqueño llegó a las 14 unidades en 8 partidos jugados, mientras que Calera sumó 17 puntos. Hay que recordar que de no ser campeón en este torneo, San Marcos deberá enfrentar en partido único una definición con quien si sea el monarca del presente campeonato, para recién allí optar por jugar la liguilla de promoción con el equipo de Primera.

Lo preocupante de la jornada fue el pobre nivel de juego mostrado por el equipo dirigido por Ariel Pereyra. Un San Marcos que fue perdiendo profundidad y que terminó con tan solo una llegada de peligro en el segundo tiempo. Mientras que San Felipe tampoco propuso demasiado, conformándose así con la igualdad.

El público tampoco se prendió

Durante la semana se inició una campaña en redes sociales con la intención de lograr la mayor cantidad de público posible en el Carlos Dittborn, sin embargo, solo llegaron los incondicionales de siempre, no superando siquiera las 2 mil personas.

Lo lamentable es que con los resultados obtenidos en los últimos partidos y el juego mostrado por el equipo hacen poco probable que en los próximos compromisos el hincha vuelva en masa al estadio, más aún teniendo en cuenta que históricamente el hincha ariqueño ha sido exitista y que solo las buenas campañas han sido respaldadas con gran cantidad de gente en las tribunas.

Comentarios

Comentarios