La actividad es parte del PDT patrimonial, donde el mundo público y privado buscan capacitar sobre la restauración.

“Queda poco casco histórico y poca identidad de lo que fue Arica y lo que queda es recuperable; pero lo concreto es aquí no hay maestros de los antiguos oficios que se perdieron, de ahí la importancia de traer este taller para capacitar a gente de la construcción”, explicó Francisco Díaz, maestro albañil, encargado del área de restauración de la empresa Moguerza y profesor de la escuela de oficios Fermín Vivaceta.

Díaz lideró la capacitación en yesería ornamental de inicio de la parte práctica del Programa de Difusión Tecnológico (PDT) “Conservación y Restauración Patrimonial Región de Arica y Parinacota”, el cual es desarrollado por Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT), Fundación Arica Revive y  Corfo.

Uno de los énfasis es hacer una moldura y entender cómo se fabrica una herramienta que es cien por ciento hecha a mano y la técnica sobre cómo se trabaja, lo que además sirve para ver la sensibilidad y facilidad que cada uno de los estudiantes tiene.

“Se perdió la transmisión del conocimiento hace años, se empezó a usar tecnología. Podemos encontrar diversos tipos de molduras industrializadas, pero hay un tema muy importante, cuando hablamos de recuperar y restaurar patrimonio estamos hablando de historia, no son escenografías, es un cambio brutal, son totalmente artesanales”, explicó Díaz.

Agregando además que quienes logran especializarse exitosamente en este ámbito tienen mayores posibilidades laborales de poder desarrollarse, las que son muy apreciadas en el mundo de la rehabilitación y restauración patrimonial.

Respecto a los estudiantes, estos se entregaron por completo al curso, quienes postergaban los momentos de descanso para continuar trabajando en los distintos proyectos.

El presidente CChC Arica e integrante activo del taller, Roberto Aguirre, destaco la relevancia que este tiene para la identidad, para generar y reconstruir una Arica de antaño y patrimonial.

“Muy positivo, pensamos que es necesario tener este tipo de taller y aprender haciendo, con técnicas que se han perdido en nuestro país, rescatarlas y ponerlas en valor para desarrollar los proyectos patrimoniales que sabemos que hay. Muy positivo”, detalló.

Otro de los estudiantes presentes es Juan Gómez, quien: “para mi es una experiencia sumamente positiva, el poder identificar los diversos tipos de ornamentos para fachada, llegar acá y hacer herramientas… rescato el volver a las manualidades y seguir capacitándonos”.

Finalmente, la directora de la Fundación Arica Revive, Pamela Cerda, realizó su evaluación: “estamos contentos por el desarrollo de esta actividad, los alumnos están aprendiendo algo que parecía ancestral y difícil, pero en la práctica no lo era tanto, y están muy entusiasmados para aprender esta arte. Lo importante es que la Cámara de la Construcción lo está abordando desde el rescate del patrimonio cultural. Son importantes estas alianzas estratégicas, porque nos permiten a la gente de la construcción incursionar en un nuevo rubro y paralelamente le permite a la ciudadanía conservar su patrimonio”.

Comentarios

Comentarios