Productores locales participarán de certamen internacional con el apoyo de INDAP.

Más de 200 años de historia tienen las parras de las que se extrae “el mejor vino Pintatani de Codpa”. Así lo afirma Rodrigo Soza, agricultor y emprendedor vitivinícola usuario del Programa de Desarrollo Local, Prodesal, del Instituto de Desarrollo Agropecuario, en convenio con la Municipalidad de Camarones, quien representará a la Región en el CATAD’OR WINE AWARDS 2017, que se efectuará entre el 3 y el 10 de julio próximo, en Santiago. www.catador.cl

La competencia nacional, con 22 años de trayectoria,  es la el certamen de vinos más importante de Chile y una de las más reputadas de Latinoamérica, que cuenta con el patrocinio de la Organización Internacional de la Viña y del Vino, OIV, y que reúne a un jurado internacional y residente conformado por 42 especialistas proveniente de 12 países del mundo.

En su versión 2017 Catad’Or Wine Awards evaluará y premiará muestras de vinos tranquilos, espumosos, espirituosos y piscos proveniente de Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Bolivia, México, Canadá y Estados Unidos

Ante este escenario de excelencia, el vino  de Rodrigo Soza se defiende con sus mejores cartas, ya que durante dos años consecutivos, en 2016 y 2017, resultó ganador como el Mejor Pintatani de la tradicional Fiesta de la Vendimia de Codpa.

Acompañando al “Vino Pintatani” también estará presente en el certamen el “Tinto Samkamjama”, de la agricultora Olga Romero, con una producción de 200 litros anuales.

Para Rodrigo Soza, su participación en el CATAD’OR WINE AWARDS 2017 representa todo un desafío y al mismo tiempo una gran oportunidad, “porque queremos que se conozca más el vino, porque es bien generoso, bien dulce, y lo preparamos al gusto del consumidor”.

EL REY DEL DESIERTO

El vino Pintatani de Soza es un elixir de características dulces que reposa en barriles de roble y es elaborado a partir de la uva cepa país cultivada en la Quinta Santa Elena de Codpa, comuna de Camarones.

“Estas viñas comenzaron en tiempos antiguos, hace más de 200 años, aunque en mi familia las tenemos hace unos 70 años (…) es una empresa familiar, iniciada por mi abuela y ahora yo la mantengo”, relata Soza.

El productor explica que el vino se prepara con la técnica del pisa pisa, usando el tradicional lagar de piedra de 400 años que tiene su familia, en el que el  jugo de la uva se extrae con los pies.

Para su cultivo, Soza  usa el concepto de agroecología, es decir, no utiliza aditivos artificiales, sólo agua y sol, usando azufre para controlar plagas.

“A las parras no se les hace ningún abono especial, sólo el riego y el azufre, por el tema de los hongos (…) después dejamos madurar bien la uva y la asoleamos para concentrar el azúcar”.

Anualmente, la Quinta Santa Elena produce entre 500 y 800 litros de vino Pintatani cepa país, que resulta de la producción de media hectárea de terreno, distribuida en la parte alta de Codpa.

Además de los barriles de roble donde añeja su vino, la familia de Rodrigo Soza posee un museo, en la misma casa quinta donde vivió su abuela y que fue construida por monjes jesuitas en 1700.

Comentarios

Comentarios