PDI lanzó en Arica campaña “Irse de casa no es la solución”

376

“Irse de casa no es la solución” se titula la campaña sobre extravío de preadolescentes y adolescentes que lleva a cabo a nivel nacional la Policía de Investigaciones de Chile y que en Arica lanzó junto a estudiantes del Colegio Miramar y el Instituto Nacional de la Juventud.

La iniciativa tiene por objetivo contribuir a generar una mayor conciencia en el entorno en los propios jóvenes sobre los riesgos a los que están expuestos al abandonar el hogar y sobre los mecanismos educativos del extravío de menores.

Por ello, esta campaña fue presentada por detectives de la Brigada de Homicidios (BH) Arica –unidad que se encarga de investigar las denuncias por presunta desgracia en la región- a jóvenes de distintos niveles educativos, quienes participaron activamente con sus preguntas.

El subjefe de la BH, subcomisario Eduardo Ros, explicó que “las causas de extravío de los preadolescentes y adolescentes son distintas a las que afectan al resto de la población. La mayoría de los menores de edad tiende a hacer abandono voluntario de su domicilio particular, residencia u hogar de menores”.

Estas razones son: rebeldía, falta de comunicación, problemas conductuales, aburrimiento, diversión con amigos, pareja, embarazo precoz, deserción escolar, problemas en el núcleo familiar y ambiente hostil, como maltrato infantil, alcoholismo, drogadicción, violación, abuso sexual, padres ausentes, desobediencia y desacato de órdenes

“Lo que la policía necesita para basarse en su investigación es recopilar y tener la mayor cantidad de datos posibles entregados por el tutor, padre o apoderado de la persona”, enfatizó el subcomisario Ros.

Estos antecedentes son: nombre de la persona extraviada; lugar, hora y circunstancia de la desaparición; características físicas, morfológicas, tatuajes, si posee alguna enfermedad, entorno social más cercano, vestimentas, fotografía más reciente, número de celular, si tiene un correo electrónico, cualquier dato útil para formular un perfil del desaparecido, colegio, redes sociales.

En la actividad con los jóvenes del Colegio Miramar, además de los oficiales de la PDI, participaron el director del establecimiento, Eduardo Carlevarino, y el director regional del INJUV, Paulo Bustamante.

“Como Policía de Investigaciones queremos destacar la importancia de tener una comunicación permanente con los jóvenes, basada en la confianza que deben tener con su entorno adulto, ya sean padres o tutores”, sostuvo el subjefe de la Brigada de Homicidios.

De las 8.395 órdenes de investigar recibidas por la PDI, a nivel nacional, el año 2016 por presunta desgracia, 3.795 correspondían a preadolescentes y adolescentes, de entre 10 a y 17 años de edad, es decir, un 45% del total.

En el mismo año 2016, en la Región de Arica y Parinacota la Brigada de Homicidios investigó un total de 157 presuntas desgracias, 54 de las cuales correspondieron a preadolescentes y adolescentes, registradas solo durante el periodo estival.

Comentarios

Comentarios