Opinión: Como país seguimos en deuda con la Infancia

145

Hace unos días tuvimos conocimiento del surgimiento de una nueva agrupación de profesionales de la educación llamada Prioridadinfancia.cl que tiene entre sus filas a destacados profesionales de la educación como Mirentxu Anaya, Paula Bedregal, Benito Baranda, Felipe Berríos, Harald Beyer, Eduardo Engel, Pablo González, Clarisa Hardy, entre otros cuatro mil firmantes ciudadanos de a pie. Desde Aldeas Infantiles SOS celebramos la incorporación de más agentes al debate nacional en favor de la protección de la infancia, ya que compartimos los mismos valores e intereses como son el resguardo de los derechos de los niños, tal como lo ratificó Chile hace 26 años atrás con la Convención sobre los Derechos del Niño.

Si bien hemos avanzado en la creación del sistema de información estadística sobre la niñez y la adolescencia a través del Ministerio de Desarrollo Social de Chile, en Aldeas seguimos preocupados por el retraso en su aplicación y la falta de indicadores para supervisar y evaluar el respeto de los derechos del niño. Se suma a ello, un marco legal donde los niños tengan resguardados su derechos fundamentales y  recursos suficiente para ir en protección de las familias y niños en situación de vulnerabilidad.

No deja de ser importante la discusión sobre el rol que el propio Estado se asigna en esta materia, si es un rol subsidiario -como sucede en el caso de Chile y como se menciona en el proyecto de ley de garantías-, o un rol orientado a fomentar el desarrollo económico y promover el desarrollo social. Esta diferencia importa a la hora de evaluar cuál de las opciones representa mejor el rol garante que el Estado debe desempeñar en materia de derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Creemos necesario enfatizar que el Estado ha de relevar el apoyo a las familias para que desarrollen adecuadamente sus labores de cuidado -previniendo la pérdida del cuidado parental-, así como para asegurar el goce efectivo del derecho del niño o niña a vivir en su familia y a ser cuidado por ésta. Cara y contracara de una tarea social que puede constituir una buena base para afianzar la garantía de los demás derechos.

Mientras tanto, la sociedad civil ha de velar porque el Estado asigne la mayor cantidad de recursos públicos en la promoción y aseguramiento de los derechos y resguardar porque el gasto (o la inversión) se traduzca en un uso eficaz, es decir, que produzca resultados y que este gasto sea siempre incremental y al máximo de las posibilidades disponibles. Es por eso que nos alegra el surgimiento de Prioridadinfancia.cl, porque nos ayudan a construir las bases para un mayor control ciudadano que exige cambios estructurales en a favor de los niños, a quienes todos como sociedad debemos cuidar y atender, porque son el futuro que se construye desde ahora.

Juan Pablo Orlandini,

Director Nacional Aldeas Infantiles SOS.

Comentarios

Comentarios