Cuantas veces nos hemos sentido intensamente incomprendidas, y como coincidencia cae que  “estamos en nuestros días”,  no sabemos si somos unas intensas hulks o unas sensibles princesas, los trastornos de personalidad  son poca cosa al lado de un sin número de malestares, cuántas veces hemos deseado ser hombres por esos días o reprochado la idea de que esto nos suceda solo a nosotras, o al contrario cuantas veces hemos deseado por el amor de Dios que esos días fatales lleguen, ya que  si esto no sucediera nos veríamos en graves aprietos…

Marido, amigo, novio, pololo, pinche, hermano o papá,  es momento de que me ¡COMPRENDAS! Claro que esperaban que la dulce, tierna, simpática,  sensual y dedicada mujer  estuviera lista, intachable  y dispuesta por siempre… Nuestro  jeans favorito se ha transformado en una especie de faja demostradora de rollitos,  siendo mi organismo un maldito traicionero, que me pide comer para luego llenarme de culpa, culpa que me exige llorar, para luego reírme de lo absurda que me veo lamentándome, y peor es que todos me ven como loca.

Ser mujer va mas allá de cuidar nuestro metro cuadrado y ser estupendas, limpias e inteligentes obvio! No podíamos ser completamente perfectas, si bien en cada mujer presenta los supuestos síntomas pre menstruales, estos varían de una mujer a otra,  habrán personas que deben comprender nuestros intensos 4 días de bipolaridad,  por otro lado aquellos ogros que hacemos llamar “amorcito” han de tener paciencia y seguir las siguientes instrucciones.

Si no nos  sentimos conforme con nuestro cuerpo, no es por coincidencia que se reniegue de esto con mayor énfasis en estas fechas, ¡ósea la hinchazón es notoria! la idea no es que  me escuches y guardes silencio, sino que con la mejor cara del mundo digas y me repitas lo hermosa que soy aunque este hecha un desastre por el primer día del período.

Si estamos  histérica por cualquier motivo o razón que sobrepase una exageración normal (digo normal porque las mujeres solemos ser exageradísimas) déjame desahogar mi irá con aquello, puesto que si no es así, asume las consecuencias de que estas recaigan sobre ti.  Vivimos sobrellevando a gente mal humorada, corresponde tener un día al mes justificado para desahogar lo guardado, no estamos locas es normal .

Si deseamos dormir o descansar en vez de ir de compras o de paseo  “¿es por algo no?” dedíquense a dejarnos en paz dentro de nuestro amado espacio, estar siempre con la mejor cara durante el mes no implica que siempre estaremos disponible,  por favor planea los mejores panoramas de acuerdo a nuestro organismo, no cuando se te encienda la ampolleta, esperamos ser sorprendidas pero que peor cuando nuestro ánimo no nos acompaña.

Complácenos con un sin número de chocolates, en ocasiones la mayoría de las mujeres somos extremadamente dulces, tanto así que nos transformamos en devoradoras de chocolate, colaborarnos en nuestra ansiedad, favorecería tu trato frente a nosotras y dará buenas recompensas cuando este período acabe 1313  jajaja.

Finalmente…  si lloro sin razón abrázame, si sonrió al rato abrázame y si vuelvo a llorar abrázame, es necesario que en días así tanto una amiga o nuestra pareja nos comprenda, son momentos tan incómodos, que parecer bipolar es parte natural a nosotras y ocurre solo una vez al mes, si jamás te diste cuenta de esto ahora lo sabes, no podíamos ser completamente perfectas, pero vale la pena regalonearnos o entendernos, pues siempre estamos atentas al resto sin esperar mayor cosa a cambio.

Por: Fanny

Comentarios

Comentarios