Con el objetivo de asegurar que la comunidad ariqueña tenga acceso al agua potable en momentos críticos, la Municipalidad de Arica se sumó al Sistema de Distribución Alternativo para Situaciones de Emergencia de la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

El mencionado sistema funcionará con la instalación de estanques en determinados sectores de la ciudad, donde las personas se abastecerán del vital elemento.

En el caso de aquellos recintos que no pueden ir en busca del agua, como los hospitales y las cárceles, estas instituciones serán abastecidas por medio de camiones aljibes y estanques especiales.

“El agua es clave para enfrentar cualquier tipo de crisis, por lo tanto, es importante que nos adelantemos a este tipo de situaciones, trabajando coordinadamente con la Superintendencia de Servicios Sanitarios en beneficio de la comunidad”, dijo el alcalde Gerardo Espíndola Rojas.

El superintendente de Servicios Sanitarios, Rolando Bruna, precisó que en esta mesa de trabajo “debe existir una co-construcción de estos planes de emergencia con los vecinos, ya que ellos son los principales beneficiados de estas medidas”.

Comentarios

Comentarios