Con el objetivo que Arica sea una ciudad más justa y menos desigual, la gestión que encabeza el alcalde Gerardo Espíndola Rojas, a través de su Oficina Comunal de la Discapacidad, OCODIS, certificó a 150 ariqueñas y ariqueños en lengua de señas.

Estudiantes, trabajadores, profesionales del área de la salud, voluntarios del Cuerpo de Bomberos; Cruz Roja, carabineros y funcionarios municipales, participaron de los talleres abiertos a la comunidad impartidos por la Ilustre Municipalidad de Arica, IMA.

“Los sordos viven una cruda realidad, de hecho ellos no solamente sufren sordera, sino también se ven afectados por cuadros de depresión. Y lamentablemente en la mayoría de los casos, las familias quieren que los sordos se comuniquen con ellos, cuando debería ocurrir todo lo contrario”, manifestó el trabajador Ignacio Vásquez Carvajal.

Inolvidable experiencia

El médico de la Dirección de Salud Municipal, Guido Ceballos Vélez, señaló que el taller básico de lengua de señas, fue una inolvidable experiencia en la que aprendió a comunicarse con personas sordas que necesitan interactuar con el resto de la comunidad.

El director de la Dirección de Desarrollo Comunitario, DIDECO, Edwin Briceño Coob, dijo que “el alcalde Espíndola nos ha instruido para trabajar hacia una comuna más inclusiva y eso no es solamente desde el discurso, sino desde acciones concretas como los talleres de lengua de señas”.

Comentarios

Comentarios