Si bien lo ideal en una relación es sorprender a la otra persona todos los días, por alguno que otro motivo esto no siempre es así. Es acá en donde puedes aprovechar el “Día del amor” para romper con la rutina y hacer algo especial, en donde no necesariamente un regalo costoso, puede ser la chispa que vuelva a encender tu relación.

A continuación te presentamos algunos consejos de los cuales puedes procurar realizar aquel día y sorprender gratamente a tu enamorada o enamorado.

  1. Vestimenta

Que mejor que ambos se sorprendan con las mejores tenidas de ropa aquel día, ponernos guapos para nuestra pareja demuestra el interés que tenemos en sorprender y demostrar interés en el otro, lo que también nos lleva a recordar como pareja aquellos tiempos en que fueron nuestras primeras citas.

  1. Un regalo

No importa el costo de este presente, importa el valor y el significado que tiene para ambos aquel regalo, intenten no regalarse ropa y cosas que sean de utilidad para cada uno por separado, puesto que la fecha es de ambos, y por ende el regalo debe ser algo que signifique importancia para cada cual, es decir una fotografía de un momento importante de ambos, una figura que represente el amor , una carta en donde queden expresados sus deseos o simplemente un peluche que les recuerda su día, cualquiera de estos detalles bastara para recrear un ambiente romántico, lleno de amor y complicidad.

  1. El momento perfecto

Las parejas acostumbran salir a cenar dentro de estas fechas, pero que mejor aún si esta cena es llevada a cabo en un lugar especial o importante para ambos, puede ser volver al mismo lugar en donde cenaron por primera vez, o simplemente ser ustedes mismos los dueños del menú y preparar algo romántico en casa, el romanticismo va en la acción y el entorno de la misma, es por esto que no puedes dejar pasar la cena de San Valentín.

  1. Hablemos uno del otro.

Acostumbramos siempre a tocar temas generales acerca de los que nos pasa a diario, hablamos de trabajo, proyectos, metas, planes, vacaciones, hijos, es decir siempre estamos pensando en el mañana, o incluso siempre estamos conversando alguna problemática que nos aqueja, pero que mejor que este día para retroceder y analizar “el porqué de nuestra unión” hablemos de nosotros y nuestra historia, de lo que amamos el uno del otro, de lo bien que la hemos pasado a los largo de nuestro pololeo, matrimonio, relación o simplemente a lo largo de conocernos, volver al pasado no siempre significa pensar en cosas malas, sino pensar en cuantos obstáculos han pasado y cuantas felicidades juntos han vivido.

  1. La gran sorpresa.

Para que andar con cosas si tanto las exigentes mujeres y los infantiles hombres esperan que se les sorprenda, esto no muchas veces tiene que ver con el regalo, ni con el momento, ni con lo que se tenga que decir, todos sabemos que fue lo que al otro le enamoro de su pareja, e incluso todos sabemos cuál es el mejor desplante o el mejor talento que tenemos, ocupemos eso a nuestro favor y sorprendamos con nuestra creatividad a quien tenemos al lado.

Finalmente es pertinente desde ya planear lo que se hará, puesto que si deseamos conseguir el éxito este debe estar ligado con el amor y la organización en relación a quienes nos han acompañado incondicionalmente y amamos.

Comentarios

Comentarios