Hasta la madrugada se extendió la fiesta multitudinaria en la plaza Vicuña Mackenna con la que la Ilustre Municipalidad de Arica dio la bienvenida al 2018.

Con espumante en mano y cotillón, las familias ariqueñas se trasladaron, como es tradicional, hasta el sector céntrico bajo el histórico peñón para esperar el nuevo año, donde disfrutaron del show artístico amenizado por Villa Orquesta.

Y cuando el reloj marcó las 0.00 horas las más de tres mil personas celebraron la llegada del 2018 con el festival pirotécnico de 20 minutos que iluminó al Morro de Arica.

“Iniciamos el 2018 con toda la energía. Muy contento por la cantidad de gente que está celebrando por todos los rincones de la comuna. Aprovecho de mandar un saludo cariñoso y fraternal. Trabajemos y construyamos en conjunto el futuro de Arica”, expresó el alcalde Espíndola.

Por su parte el concejal Patricio Gálvez deseó un feliz 2018 a la ciudadanía y señaló: “sigamos trabajando por el bien de la ciudad, por el deporte, nuestros adultos mayores. Bendiciones y ¡jallalla!”.

“Vivimos una bonita celebración de año nuevo. Este será un año de triunfo y grandeza para Arica. Un saludo al pueblo ariqueño y agradecimiento por el acompañamiento en el 2017 y espero que también lo hagan el 2018”, comentó el concejal Luis Malla.

La fiesta continuó pasada las 03.00 horas con banda Depelos y Llajta Andino.

En tanto en playa Chinchorro, la fiesta congregó a más de 500 ariqueños y ariqueñas que desde las 21.00 horas bailaron con Los Rancheros de San Marcos y Huracanes. A la medianoche entre brindis y abrazos la costa se iluminó por 15 minutos con el espectáculo de fuegos artificiales en el mar. La fiesta culminó con la presentación de Embrujo Tropical y la banda de bronce Gran Milenio.

Comentarios

Comentarios