El 3 de agosto de 2018 estarán en pleno funcionamiento las 7 plantas fotovoltaicas de entrenamiento y capacitación en el Liceo Pablo Neruda, financiadas por la Fundación Luksic por la suma 132 millones de pesos, las que permitirán avanzar en la formación técnica en el área de la energía solar tanto en los liceos profesionales, institutos de formación técnica y universidades, asimismo la comunidad ariqueña en general podrá capacitarse a través de organizaciones vecinales, productivas, agrícolas, entre otras.

La construcción de las obras  comenzarán el 5 de marzo con los movimientos de tierra y la adecuación del terreno al interior del Liceo Pablo Neruda, y el 5 de agosto de 2018 ya estarán en pleno funcionamiento las 7 plantas de entrenamiento, que tiene como una de sus metas la certificación y ser una sucursal en Sudamérica de la Solar Energy International con sede en Colorado USA, máximo referente mundial del desarrollo de la energía fotovoltaica.

Carlos Sepúlveda Ledezma, coordinador de la especialidad de Electrónica del Liceo Pablo Neruda se refirió a este proyecto: “Nos hemos ganado el financiamiento de un nuevo proyecto de la Fundación Luksic, el Patio de Entrenamiento de Sistemas Fotovoltaicos, donde se enseñará a construir y mantener estos sistemas y lo más importante, no solo estará al servicio de nuestros alumnos, también de la comunidad. Ya estamos en conversaciones con las universidades, centros de formación técnica y otros liceos para ocupar estos centros tecnológicos, y las puertas también estarán abiertas para que la comunidad aprenda a trabajar con estas energías limpias”, expresó el profesional.

Por su parte Jacqueline Retamales Espinoza, directora del Liceo Pablo Neruda expresó: “Nuestro liceo tiene un rol pionero en el área y este es el segundo proyecto de desarrollo de la energía solar que nos adjudicamos con la Fundación Luksic para aportar a la formación de técnicos en energía fotovoltaica, línea de trabajo de nuestro liceo reconocida a nivel nacional”.

La directora agregó que con estas instalaciones se dará continuidad a la actual planta fotovoltaica, con un campo de entrenamiento que va a permitir ampliar las competencias profesionales para la región, destacó el trabajo colaborativo con la comunidad como una faceta notable del proyecto, ya que establecerá redes de capacitación con sus organizaciones.

En lo fundamental, este campo de entrenamiento de energía solar permitirá diseñar y construir distintas plantas fotovoltaicas de acuerdo a las necesidades de la zona  y sus entidades, por ejemplo sistemas para regadío agrícola y bombeo a zonas altas, alumbrado público y domiciliario, sistemas de seguridad ciudadana, entre una gama de aplicaciones de esta energía limpia y con un potencial ilimitado.