Este domingo se celebró el “Día del Niño”, el que busca sin duda fomentar la fraternidad y el respeto por los derechos de los niños y niñas del país. “Sin embargo, el objetivo principal de la fecha es recordar a la ciudadanía que los niños son el segmento más vulnerable y por tanto el que más sufre las crisis y los problemas de la familia. Todos los niños debiesen tener derecho a la salud, la educación y a la protección, independiente del lugar del mundo en el que hayan nacido”, con estas palabras Denise Aravena, Secretaria y Coordinadora de la ONG Cerjap inició el acto de celebración del día del niño en las Aldeas S.O.S. Arica.

“El hecho de dedicar un día a la infancia, sirve para hacer un llamado al Gobierno central y a los políticos de turno sobre las necesidades de los más pequeños, y reconocer la labor de las personas como las Mamás S.O.S. que cada día trabajan porque los pequeños tengan un futuro y entorno familiar mejor”, expresó.

“Los niños son las victimas más indefensas de todo conflicto bélico internacional o crisis gubernamental interna, y sufren siempre las consecuencias más devastadoras como la desnutrición, la violencia, la falta de acceso a servicios básicos de salud, educación y protección. Como sociedad debemos darnos cuenta que nuestros niños son el futuro; pero si como personas adultas no somos capaces de ofrecerles una vida digna, simplemente no tendremos futuro. Si el Gobierno de turno no es capaz de ofrecer a los niños más vulnerables de nuestro país opciones reales de desarrollo e integración, nuestra sociedad simplemente no tiene futuro”, señaló tajantemente Tulio Carvajal, presidente de ONG Cerjap.

“Hoy, gracias al aporte de algunas empresas y empresarios comprometidos con estas iniciativas sociales, nos hemos permitido compartir y celebrar con los niños de Aldeas S.O.S. Arica, ellos hoy representan a nuestros niños indefensos, a nuestros niños que por muchos son vistos y tratados solo como un número más”. La Declaración Universal de los Derechos del Niño a la cual Chile está suscrito señala: “Todo niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios para que pueda desarrollarse, física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad, algo que a la fecha está muy lejos de ser respetado y ser realidad”, acotó.

El desafío continúa, somos los jóvenes quienes debemos trabajar y luchar día a día por que se logre garantizar el cumplimiento de los derechos de muchos de los niños y las niñas de nuestra región, somos los jóvenes los que debemos promover el bienestar de la infancia y reflexionar sobre las adversidades y vicisitudes que enfrentan cada día muchos niños, sobre todo, aquellos que nacen y viven en situación de mayor vulnerabilidad.

Comentarios

Comentarios