Los niños y niñas del Jardín Infantil VTF “Mazorquita” cosecharon recientemente la segunda producción de su  huerta,  con variadas  verduras y hortalizas, incluida la poco conocida cucurbitácea berenjena, todo esto en el marco  del convenio  entre la Municipalidad (DAEM) y  la Fundación Choshuenco  para el programa QUIK®  sobre la calidad en educación inicial.

El proyecto de huerta, iniciado el 2016, cumplió el segundo período de producción, de manera tan entretenida como en la primera etapa cuando los pequeños  se enfrentaron al proceso de preparación de la tierra,  hurgando en los espacios mullidos y olorosos con sus pequeñas manos, ubicando las semillas con dedicación en cada rincón del huerto.

Tras semanas de espera y cuidados,  ocupándose del riego, la protección de los sembrados  contra  los ataques de los  perseverantes caracoles,  quitando  las malezas y otros menesteres para los buenos resultados, los  niños y niñas celebraron la  cosecha, como el premio al esfuerzo y la conclusión de un proceso casi mágico de producción de los alimentos.

En esta experiencia educativa, donde convergen la ciencia, los juegos y la sorprendente capacidad de los niños de  apreciar el trabajo en equipo,  incluyendo el rol de la tierra, el sol, el agua y el aire, los elementos con los que  interactúan día a día en el Valle de Lluta, sector de Asentamiento el Morro, en el kilómetro 8.

Paola Pérez, educadora encargada  de “Mazorquita”, ante los buenos resultados de la segunda cosecha, expresó: “Con este segundo proyecto estamos todos orgullosos por la producción de la huerta y la siembra de  plantas medicinales y aromáticas. Esperamos encontrarnos pronto con manzanilla, llantén  o menta, y las saludables infusiones para las niñas y niños, los papitos, abuelos y la familia en general. Bien por Mazorquita”.

Comentarios

Comentarios