La PDI inició una investigación para esclarecer el por qué el propietario cambió la patente de al menos dos autos. El dueño de la empresa mantiene una denuncia en su contra por estafa y ya había sido detenido por hurto simple en el 2015.

Después de traer vehículos desde Estados Unidos, una importadora los ponía a la venta en Arica, pero con placas patentes pertenecientes a otros móviles, hecho que fue descubierto e investigado por detectives de la Brigada de Investigación Criminal de esta ciudad.

“Establecimos dos casos en los que los vehículos habían sido puestos a la venta en Facebook, incluso con fotografías de los móviles y las patentes”, precisó el jefe de esta unidad especializada, comisario Daniel Catalán.

Tras cruzar información de las patentes con las bases de datos del Registro Civil, los investigadores policiales constataron que no existían coincidencias entre éstas y las características de los automóviles en exhibición para la venta.

Una mirada más profunda de los detectives estableció que una de las patentes asociadas a uno de los vehículos en venta, correspondía a un tercero que había dejado su automóvil en poder de un taller mecánico. En tanto, la otra matrícula había sido sacada de un automóvil perteneciente al propio representante legal de la empresa involucrada en estos hechos.

El hombre fue detenido por delitos contra la Ley de Tránsito, sin embargo, posteriormente, por instrucciones de la Fiscalía, recuperó su libertad, quedando apercibido al artículo 26 del Código Procesal Penal, es decir, a la espera de ser citado a declarar por parte del persecutor penal.

El sospechoso se acogió a su derecho a guardar silencio, por lo que la policía civil continúa profundizando, sobre la base de la evidencia y la prueba pericial, en las razones que habrían motivado el uso de patentes de unos vehículos en otros, con el fin de establecer una verdad objetiva.

La misma persona involucrada en estos hechos había sido detenida por el delito de hurto simple el año 2015 y en la actualidad mantenía una denuncia vigente en su contra por el delito estafa.

En las instalaciones de la importadora de autos se constituyeron detectives de la Bicrim y peritos del Laboratorio de Criminalística Regional, para reunir medios de prueba en este caso.

Las placas patentes fueron incautadas y entregadas a sus propietarios para su utilización en sus vehículos originales. El caso se mantiene a la espera de la decisión del Ministerio Público.

Comentarios

Comentarios