Gremios de ambos deportes destacaron la incorporación de elementos que facilitarán el desarrollo de sus campeonatos y el acceso al público.

Las graderías, los muros verteolas y la explanada para los campeonatos internacionales náuticos, fueron los elementos más valorados por organizaciones de surf y bodyboard tras conocer el diseño final de la primera etapa de rescate de la ex isla El Alacrán, que significará la construcción de protecciones marítimas, incorporación de mobiliario y servicios, además de un paseo costero.

La iniciativa, que forma parte del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE) del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet,  fue expuesta por el director regional de Obras Portuarias del Ministerio de Obras Públicas (MOP), José Luis Roco, ante dirigentes de instituciones ligadas a estos deportes náuticos, dentro de las cuales figuran la Asociación de Surf Arica (ASA), el Club de Bodyboard Unión Flopos Arica, el Club de Bodyboard Arica y la Fundación Arica Activa.

“Este es el resultado de dos años intensos de trabajo junto a estas organizaciones, pero también con otras ligadas a la discapacidad, vecinales y del ámbito turístico. Este proyecto junto con atender esas necesidades se ha tenido que limitar a las restricciones que impone el Consejo de Monumentos Nacionales, dado que la isla El Alacrán es un monumento histórico que por ley debe preservar su esencia”, afirmó el directivo.

El representante del Club de Bodyboard Unión Flopos Arica, Francisco Alvarado, se mostró muy conforme al conocer en detalle las obras que ejecutarán a partir del último trimestre de este año y la disposición del MOP de acomodar los trabajos a los campeonatos que se realizan en invierno. “Estoy conforme luego de aclarar algunas dudas con el MOP. Está muy bien el proyecto y nos manifestamos muy de acuerdo con que se arregle la isla, porque ya está bueno que esté tan dejada de lado”, indicó.

Dentro de los elementos incorporados en la iniciativa, destacó los sombreaderos, las duchas y los basureros, entre otros. “Entendemos perfectamente que en este sitio no se pongan áreas verdes, porque hay roca y desde una roca es imposible plantar algo. El proyecto se ve muy bien, especialmente para el surf y el body”, planteó Alvarado.

Por otro lado, el tesorero del Club de Bodyboard Arica y productor del “Arica Chilean Challenge”, Cristian Peralta valoró que haya existido un diálogo permanente con el MOP durante el diseño de este proyecto. “Yo estuve siempre claro del avance de este proyecto. Se notó que tomaron los puntos que les habíamos propuesto, tales como las duchas o donde se puedan ubicar las personas para apreciar los campeonatos, también los muros que evitarán en parte que las marejadas sobrepasen, y que se conserve el entorno ecológico de la isla”, indicó el dirigente.

Peralta expuso que ese diálogo “no sólo ha sido con nosotros, y eso se valora enormemente, puesto que para estos proyectos se ha consultado a pescadores y a la comunidad en general. De esta manera, mayor cantidad de gente quedará conforme con lo que se va a hacer. Yo invitaría a que se difunda más y que la comunidad conozca el proyecto para evitar que se malinterprete el diseño. Lo que pudimos ver es que no es todo de cemento”.

Los fondos aprobados por el Consejo Regional de 4.091 millones para la primera etapa de obras en la ex isla, servirán para la construcción las protecciones marítimas que mitigarán los constantes anegamientos por las marejadas. Para ello se intervendrá todo el flanco sur construyendo un muro verteola, ya que ese sitio es el más expuesto al oleaje. Asimismo, al pie de esta estructura se levantarán gradas para disipar la energía de las olas, estructura que además facilitará el acceso de los surfistas al mar.

El proyecto considera otras tres fases. Dentro de ellas figuran las protecciones del istmo de la ex isla, es decir, la calle que la une al continente; luego a puesta en valor de la fortificación de la época republicana del Perú; y por último, la construcción de un paseo costero por todo el borde de la poza hasta la ex isla. Se estima que las cuatro fases requerirían una inversión de 17 mil millones de pesos y se desarrollarán sucesivamente hasta el año 2020.

Comentarios

Comentarios