Los universitarios llegaron hasta la Planta Chinchorro Norte para conocer el tratamiento de aguas servidas.

Un grupo de diez estudiantes de las carreas de Ingeniería Civil Industrial y Química, en compañía de dos académicos de la Universidad de Tarapacá, visitaron la planta de tratamiento de aguas servidas Chinchorro Norte.

Como instructiva e interesante calificaron la visita los estudiantes universitarios, quienes realizaron diversas preguntas al jefe del Departamento de Producción y Depuración de ADA, Orlando Vargas y al operador de la planta, Raúl Monrroy.

“Para la ciudad es una planta importante desde el punto de vista del tratamiento, con lo que hacemos en esta planta evitamos la contaminación del mar. A través de nuestras redes nosotros hacemos el retiro de aguas servidas que genera cada casa, que son conducidas a esta planta y aquí las tratamos para que no afecte al medio ambiente”, detalló Vargas.

Una vez que las personas visitan las plantas de tratamiento de agua potable o aguas servidas, se tornan individuos más conscientes del valor de este elemento y por los diversos procesos que debe pasar para ser de calidad. En esta oportunidad los alumnos aprendieron que las aguas servidas en nuestra ciudad pasan por distintas etapas antes de ser vertidas al mar. Acción que nos sitúa en Latinoamérica, entre los países más desarrollados en esta área.

Julio Surco, estudiante de la carrera de Química de la UTA, contó su experiencia: “Novedosa e interesante, porque de partida no sabía que había una planta de tratamiento en este sector y los diferentes tratamientos que se le hacen al agua, tanto la limpieza de residuos grandes como la seguidilla de tratamientos que se realizan después”.

Andrea Pericon, estudiante de la carrera Ingeniería Civil Industrial de la UTA, por su parte explicó: “Siempre me ha interesado mucho saber qué procesos se podían hacer para realizar tratamiento de aguas, una interesante experiencia, he podido aprender cómo se realizan las filtraciones de los residuos sólidos y que es lo que se hace con el desecho sólido y el agua tratada”.

La planta de tratamiento de aguas servidas, Chinchorro Norte, cumple con el estándar de calidad y operatividad establecido por las normas sanitarias. La cual  cuenta con un biofiltro que permite el tratamiento de olores, bombas, desbaste, entre otros elementos de infraestructura sanitaria, características que hacen casi imperceptible su existencia para los pobladores del sector donde está situada.

Cabe señalar que Aguas del Altiplano, también posee dos plantas elevadoras de aguas servidas, “Chinchorro Sur” y “John Wall”.

Comentarios

Comentarios