El Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto, CIHDE (UTA – Conicyt), en su línea de Agricultura Andina Sustentable, comenzó a promover la diversificación de cultivos andinos que pudiesen tener un potencial retorno económico para las comunidades de precordillera y el altiplano de la nuestra región. Se trabajó en conjunto con las comunidades y el equipo multidisciplinario del centro para la elección de especies de interés, siendo el Physalis peruviana, comúnmente conocido como Capulí, Golden Berry, Uchuva o “el fruto de los incas”, la seleccionada por sus propiedades medicinales y beneficios para la salud. El fruto cuenta con una serie de vitaminas, antioxidantes y propiedades diuréticas entre muchas otras propiedades.

El CIHDE, en el primer semestre, comenzó el proceso de siembra del Capulí en las instalaciones de la facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Tarapacá (UTA), gracias a la colaboración del Dr. Hugo Escobar, quien es académico de la misma facultad.

Durante el periodo de desarrollo vegetativo, se realizaron los primeros estudios de adaptación con 400 plantas en la localidad de Saxamar, la cual se encuentra sobre 3.300 metros sobre el nivel del mar aproximadamente. Este trabajo fue realizado en el predio de la señora Olivia Subieta, quien es agricultora de papas, alverjas, habas y flores ornamentales, y ahora busca cosechar el fruto del Capulí, además es la presidenta de la junta de vecinos de la misma localidad.

“Estamos probando, porque siempre busco maneras de innovar en la comuna. Yo he indagado y es una planta rica en nutrientes, propiedades y cura muchas cosas. Nunca me habían regalado tantas plantas, lo agradezco”, comentó.

Luego de 10 días de aclimatización de las plantas, el ingeniero agrónomo Luke Crossley y el técnico agrícola, Jeannette Tangara, investigadores del CIHDE, volvieron a subir al predio de Olivia para trasplantar las plantas de Capulí a la tierra de Saxamar. Durante la actividad, tal como indica la tradición Aymara, se desarrolló una PAWA para que la cosecha sea próspera y en buena hora.

“Es primera vez que se trae capulí a la precordillera de Arica y Parinacota, estamos revitalizando un cultivo andino que proviene de Perú y en Chile sólo se está cultivando en la zona central y la región del Maule El objetivo es levantar líneas base para así, el próximo año, postular un proyecto de investigación y desarrollo (I+D). Los pasos a seguir serán realizar un seguimiento del ciclo fenológico del cultivo evaluando diferentes parámetros como por ejemplo: rendimiento por metro cuadrado, diámetro ecuatorial del fruto (calibre), entre otros. Con el fin último de elaborar productos con características propias del territorio, es decir sello local, que puedan tener mayor valor agregado, como por ejemplo: mermeladas, jugos, destilados, deshidratados, entre otros”, explicó Crossley.

El ingeniero agrónomo de la Ilustre Municipalidad de Putre (IMP), Alex Badilla, destacó que este año el municipio y el CIHDE firmaron un convenio de colaboración para este tipo de acciones y proyectos, “esperamos seguir haciendo estos trabajos, porque al fin y al cabo, estas iniciativas, hacen que la comuna tire para arriba y salga adelante. La gente acá tiene muchas ganas, agradecemos a la señora Olivia por su disposición a innovar”.

La señora Olivia agregó que como pequeño agricultor de la localidad de Saxamar, “queremos hacerle el peso a los valles con diversos cultivos, pero sobretodo sanos. Estamos muy contentos de que hayan elegido nuestro pueblo, sentimos que es un privilegio ser los pioneros en este cultivo en la precordillera, si Dios quiere y nos va bien, sería fabuloso que se extendiera este programa a toda la precordillera”.

Esta iniciativa se llevó a cabo gracias al trabajo colaborativo entre la IMP, el CIHDE, la UTA y fundamentalmente con los agricultores de la localidad de Saxamar quienes están dando el primer paso para revitalizar este cultivo andino de grandes características saludables.

Comentarios

Comentarios