Imagen Referencial

Los resultados también arrojaron que el 79% de los entrevistados considera que los amigos incentivan o presionan a hacer bullying a otros.

El Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) del Ministerio de Desarrollo Social presentó los resultados del sondeo “Bullying en Establecimientos Educacionales”, estudio representativo a nivel nacional, el cual reunió 1.011 entrevistados, hombres y mujeres jóvenes de todas las regiones del país y de distintos niveles socioeconómicos.

Entre las principales cifras, se revela que el 84% de los jóvenes declara haber sido testigo de bullying en su lugar de estudios, mientras que un 61% señala haber sido víctima de estos actos a través de  maltratos verbales (insultos, burlas o amenazas) en el espacio educativo.

Al mismo tiempo, el 83% de la población joven está “de acuerdo” con que las personas que hacen bullying lo realizan para sentirse admirados o validado en su grupo. Además el 79% se manifiesta “de acuerdo” con que los amigos incentivan o presionan a hacer el bullying a otros.

Sobre los resultados del sondeo, el Director Regional del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), Paulo Bustamante, dijo que “el bullying se ha incrementado en los establecimientos educacionales y, a la vez, estos actos han afectado sicológicamente a los jóvenes víctimas”.

Agregó que “por esto se lanzó este estudio, con la finalidad de comenzar nuestro trabajo intersectorial con otras entidades de Gobierno y dejar en claro que muchas veces el sobrenombre, las bromas mal intencionadas, o el mofarse de un compañero de estudio, por diversos motivos, es el puntapié inicial del maltrato”.

El sondeo además revela que el 42% de los jóvenes víctimas de bullying declara que, pese a haberse afectado en su desarrollo personal, ha logrado salir adelante, en tanto que un 7% afirma que lo ha dañado impidiendo su desarrollo personal.

Además, el Director de INJUV señaló que “nos preocupa que además las víctimas no denuncien estas prácticas, ya que el sondeo muestra que el 62% de los jóvenes no considera que las agresiones fueron lo suficientemente importantes como para denunciarlas. Entrar en dinámicas de normalización y considerar estos hechos como típicos del periodo escolar o universitario, es una costumbre que como INJUV queremos erradicar entre los jóvenes”.

Respecto a lo anterior, el estudio muestra que el 47% de los jóvenes que ha sufrido bullying, no ha denunciado estos hechos.

Comentarios

Comentarios